Saltar al contenido

Libro Community Managers Capítulo 6: Póquer Hacks

Innumerables referencias han relacionado el juego de cartas con los negocios. La realidad es que si guardan una similitud bestial estos dos mundos.

Poquer marketing digital

No es necesario saber jugar para entender este capítulo. Yo no soy muy bueno pero me entretiene, suficiente para saber y conocer las lecciones que envuelven al juego de cartas.

Lee el capítulo 5 aquí

Estamos ante 3 actitudes típicas que pueden presentarse en cualquier partida de póquer y en cualquier situación laboral o productiva en tu vida, incluso en algunas relaciones personales. Estas son 3 situaciones que puedes aplicar en tu labor de Community Manager para lograr cambios radicales.

El Tilt 

El tilt es un estado emocional de frustración durante el cual te aferras a querer lograr un objetivo que has fallado con anterioridad, pero pretendes seguir intentándolo, sin control ni raciocino porque sientes que cada vez estás más cerca de lograrlo.  

La gracia de saber esto es que el tilt también puede ser inducido a diestra en una persona, para ello, debe crearse un estado de tensión a través de estrategias como la presión social exagerando errores o desaciertos o atrayéndole a que se aferre, disminuyendo el riesgo y aumentando la recompensa para que sienta que puede ganar.

Solemos entrar en un estado de tilt en las redes sociales, en esos momentos cuando nos dejamos llevar por los comentarios de los demás, pero en vez de actuar con mesura y de manera reflexiva, permitimos que las emociones tomen el mando y guíen nuestros comentarios.

Los jugadores de Póquer son conscientes de que necesitan desarrollar ciertas competencias psicológicas para controlarse a sí mismos y no caer en forcejeos. A continuación te diré lo que debes hacer para ser más fuerte y no caer en estos trucos:

Darte cuenta de lo que te enciende:

Todos tenemos temas sensibles, botones rojos que nos hacen radiar cuando los presionan. Conocernos a nosotros mismos nos permitirá estar atentos para que aunque se presionen esos botones no tengan efecto.  

El simple hecho de conocer y saber bien lo que te enoja ya de entrada mitiga los efectos. Pero es fundamental no engañarte a ti mismo y ser sincero, de nada sirve la auto condescendencia tipo “casi ni me molesta que me digan eso” cuando en realidad sabes por dentro que es un tema delicado.

Practica la aceptación:

La mayoría de las personas nos doma una tendencia natural por sobreestimar nuestras cualidades. Te aseguro que conoces alguien que dice cosas como: “yo le hubiera partido su toda la.…” “uy no me conoces, le iba a poner en toda su…” o cualquier otra expresión similar expresando exactamente lo mismo: que ellos HUBIERAN ganado.

¿Por qué aseguran que HABRÍAN PODIDO?, ¿cómo están seguros?, ¿qué les hace pensar que ningún golpe fortuito o de mala suerte les habría hecho perder?, sería impensable para ellos, es un estado de TILT total. 

Normalmente todos lo hacemos en uno u otro contexto: enfrentamos problemas con expectativas erróneas, pensando que podemos y cuando algo sale desfavorable nos frustramos y a partir de ahí todo sale mal.

Es mejor asumir que siempre habrá buenos y malos tiempos, que siempre hay posibilidad de ganar o perder, que siempre debemos tener un plan que considere todas las variantes y posibilidades, debes tener un plan de contención ante cada posibe resultado, eso SI nos hace invencibles, no el CREER solo por ego que podemos.

Sé consiente de ti mismo

Todos conocemos la frustración, es una sensación de vacío, de incredulidad. Generalmente sentimos que perder es injusto, muchos lo aceptamos, aunque inconscientemente tenemos arraigada la negación.

Estos son mecanismos de nuestra personalidad para evitar un shock. Es esencial que descubras y te des cuenta de cuál es ese mecanismo que crea tu mente y que lo detectes para que le pongas un alto, aceptes la realidad y puedas aprender de ella para que la próxima vez no cometas un error o puedas prevenir la situación que te llevó a sentirte así de frustrado.

Pon distancia

Aunque no todos pueden aplicar esta solución vale la pena intentarlo. Cuando estés cayendo en una discusión lo mejor es que te alejes antes de que el tren se descarrile.  

Es conveniente adoptar una distancia psicológica recurriendo a técnicas de respiración o relajación que nos ayuden a asumir una perspectiva más racional y desapegada.

Cuando logras controlar este aspecto, el siguiente paso puede ser provocar al adversario para que sea él quien entre en estado y sea el mismo quien se hunda y no lo tengas que confrontar.

Enroscarte en una discusión de cualquier forma te hará lucir mal, aunque ganes la misma o luzcas calmado. El simple hecho de que no te hayas prevenido y anticipado a la discusión para controlar la situación es suficiente para considerar que tú pierdes.

Establece un ancla

Es de lo más difícil, poner un botón de apagado mental para salir rápidamente es algo en lo que se debe de trabajar mucho. El botón de stop consiste en fijar en nuestra mente un límite, un “hasta aquí llego” trazar una línea mientras seamos plenamente conscientes, que nos proteja en caso de que el cerebro emocional tome el mando. 

Debes arraigar a tu mente alguna acción que detone tranquilidad o relajación inmediata, justo lo que ocurre con los fumadores compulsivos, cuando algo sale de control el fumar un cigarrillo los calma porque eso detona como una droga oxítocina en su cerebro, esto no es efecto del tabaco es efecto del atributo mental que le damos al hecho de fumar.

Lo mejor es que establezcas un hábito saludable, como cargar una fragancia o aromatizante en tu bolsa o comer chocolate.

Bloffing 

El bloffing es una actitud, una estrategia para alcanzar un objetivo, básicamente se trata de lucir confiado y despreocupado sobre algo con la mera intención de generar confianza y hacer dudar a un contrincante.

¿Por qué es importante el bloff en una actitud profesional o de negocios? porque nos permite ganar puntos y lugar en una negociación, llámese entrevista de trabajo o cierre de venta.

Así por ejemplo, si alguien te pregunta si sabes manejar específicamente una X herramienta digital y en realidad nunca la has utilizado pero sabes que has utilizado varias similares puedes blofear y lucir confiado, decir que si y que no tendrás problemas con ella, pero en cuanto tengas la menor oportunidad sabes que bastará con que eches un vistazo y listo, técnicamente sí es una mentira pero la diferencia radica en que no lo será cuando llegue el momento de mostrarlo, debes asegurarte de eso, debes comprometerte.

Así ganas puntos ante una situación decisiva ya que simplemente luces confiado e irradiando experiencia. 

Un paso adelante siempre 

Aprende a controlar esto y siempre estarás un paso delante de todos: 

Si aprendes a separar tus emociones y susceptibilidades del mundo digital serás imparable. Intenta lo siguiente: la próxima vez que te sientes a trabajar en tus redes sociales, separa tu lado emocional del analítico.

Matiza, elige que lado responderá ante cada situación. Recuerda que al final del día son datos en un servidor, queremos que esos datos te favorezcan, son números y eso nunca lo pierdas de vista. 

Entonces, ocupa las emociones y arrebatos de la gente a tu favor, jamás compitas contra ello, cada comentario negativo es alcance y relevancia para ti, debes aceptarlo y relajarte. En el trabajo eres una máquina que cuantifica comentarios negativos y positivos, pero por las buenas y hablando con la gente eres la persona más empática.

Si llegaste hasta este punto es porque te ha gustado, a mi no me engañas. Si es así yo te apreciaría mucho compartieras este episodio de mi Libro Community Managers Desde Cero, cada semana estaré publicando un capítulo nuevo esperando te sirva de mucho. Sin más por el momento me despido.

Javo Martínez
Javo Martínez